La campaña busca consolidar las bases del concepto internacional “Todo comienza con un Nescafé” en el segmento millennial. La marca entiende que los jóvenes cada vez consumen más café y que este producto es el combustible que comienza un montón de experiencias relacionadas a su vida cotidiana: un encuentro, una noche de estudio o una maratón de series. Además, la idea de Dolca con esta nueva campaña es darle aún más continuidad a la frase “Te Bato un Dolca” que tan bien funcionó en el segmento millennial, sobre todo en las redes sociales.