Publicidad

PUBLICADO EL 04/01/2023

Marcos Uribelarrea, Director de Negocio Papel de Ledesma: “El segmento corporativo tiene el desafío de ser cada vez más sustentable”

Entrevista

Portada de Marcos Uribelarrea, Director de Negocio Papel de Ledesma: “El segmento corporativo tiene el desafío de ser cada vez más sustentable”

El Director de la compañía agroindustrial argentina habla de la misión de transmitir sus procesos de producción sustentable a través de Ledesma NAT, que produce resmas y trabaja en la reducción de su huella de CO2, logrando llegar a un valor casi neutro y recibiendo la verificación por su huella de carbono otorgada por SCS Global. También sobre la responsabilidad como empresa de continuar generando puestos de trabajo y cuidar el medioambiente en uno de los más valiosos ecosistemas naturales de la Argentina, las yungas.

¿Cómo consideraron desde la compañía lanzar Ledesma NAT?

Desde el 2010, Ledesma Papel comenzó a buscar la manera de innovar en sus productos, más allá del concepto innovador de fabricar papel a partir de la caña de azúcar. Bajo el slogan “Es difícil innovar en papel con rayitas”, nos propusimos incorporar herramientas como design thinking, por ejemplo, para lograrlo. Eso nos llevó al lanzamiento del cuaderno Ledesma +Caña, que se diferenciaba por estar fabricado con tapas de un material reciclado del Tetrapack y alambre de bioplástico compostable, después de tres años de desarrollo. Ganó un premio internacional como uno de los cinco productos más sustentables del mundo. Siguieron otros productos como el cuaderno para los que escriben con la mano izquierda. Otro fue el cuaderno Ledesma +BIO, que fue el primer cuaderno con papel natural y tapas de bioplástico de caña de azúcar del mundo. Siguiendo esa línea, en 2016 pensamos en un papel que fuera aún más sustentable y así nació el proyecto de Ledesma NAT.

¿Qué características tienen estos productos?

Ledesma NAT es un papel natural que está fabricado con 100% de caña de azúcar y 0% de blanqueadores químicos. Cuando lanzamos esta línea definimos que buscaríamos que fuera una alternativa para todos los segmentos de mercado que atendemos; o sea, desde un chico de jardín de infantes que lo usa para dibujar, pasando por las diferentes etapas de la educación, como así también para hacer bolsas, sobres, etc. y para imprimir libros, novelas y revistas que puede leer un adulto de 80 años. Es decir, un producto que te acompaña toda tu vida. Hoy tenemos más de 20 productos bajo la marca Ledesma NAT.

¿Cómo trabajan desde el Grupo Ledesma con respecto al cuidado del medioambiente?

Está en su ADN. Estamos cumpliendo 115 años en el 2023 y hemos ido aprendiendo mucho sobre cuidado ambiental a lo largo de los años. Ya en 1974 hubo un primer antecedente, que fue la donación que la compañía hizo de 76.000 hectáreas para la conformación del hoy Parque Nacional Calilegua, una superficie de casi cuatro veces la Ciudad de Buenos Aires. Después, en 2007, realizó en sus tierras en Jujuy el primer ordenamiento territorial de la argentina y dispuso que dos de cada tres hectáreas propias se destinaran a la conservación. Esto fue un caso que sirvió como antecedente directo para lo que después fue la Ley de Bosques. Hoy, con la colaboración de la Fundación Proyungas, Ledesma cuida su reserva de 100.000 hectáreas, donde se han visto especies en extinción, como el yaguareté o el tapir y varias más. Bajo este esquema, que llamamos “Paisaje Productivo Protegido”, llevamos adelante nuestras actividades productivas para los tres negocios en Jujuy: Azúcar, Papel y Frutas.

¿Cómo recibieron estos productos los consumidores?

La repercusión fue muy buena desde su lanzamiento en julio de 2019. Como cualquier innovación disruptiva, hay que comunicarla, explicarla, mostrarla y fundamentarla. Lo resumiría de esta manera: cada día se suman más embajadores NAT, como nos gusta definirlos, personas que lo incorporan como una alternativa más sustentable y no lo dejan más. Lo vemos en distintos segmentos: los estudiantes de escuelas, los universitarios, emprendedores sustentables que desarrollan diferentes productos utilizando el papel y el segmento corporativo que tiene el desafío de ser cada vez más sustentable.

¿Cómo ven el mercado y cómo se adaptaron a los cambios tecnológicos?

Obviamente, a partir del 2008, el mundo ha ido incorporando más tecnología en su día a día. Como suelen decir, la digitalización es cada vez más fuerte y la pandemia la aceleró, por ejemplo, con el boom del ecommerce; pero, paradójicamente, sobre todo en lo relacionado a la lectura y la educación, el mejor soporte es el papel. Leer un libro es una experiencia que se disfruta al sentarse y entablar una relación con ese libro. Sentarse a leer bajo un árbol podría ser la mejor imagen de esto. En lo referido a la educación, escribir en letra cursiva desarrolla la inteligencia como concepto, esto se explica en la unión de dos conceptos distintos para conformar un tercero: al unir dos letras ‘P’ se genera el concepto “papá”.

¿Qué balance hacen de Ledesma NAT y cuáles son los próximos proyectos?

Se nos abrió una gran oportunidad de sumar una alternativa más sustentable, con un respaldo como la nueva verificación internacional de la huella de carbono, con la que verificamos que este papel es casi neutro. Respecto de los próximos pasos, hace unos días presentamos dos productos nuevos en la línea de cuadernos espiralados. Además, seguiremos desarrollando usos alternativos del papel con algunos partners nuevos. También estamos encarando el próximo proyecto con la pulpa Ledesma NAT para hacer vajilla (bowls, platos, bandejas, etc.) y reemplazar estos elementos de plástico de un solo uso. Este proyecto nos entusiasma muchísimo.

 

Publicidad

DossierNet al día

¡No te pierdas de nada! Recibí las noticias más importantes de publicidad en tu correo todos los días hábiles, a la mañana y al final del día.

Publicidad